Blog de la revista Pellagofio (Semana 01, 2 enero 2012)


Edición semanal digital de la revista Pellagofio

 

Incluye el reportaje...
Curiosidades y personajes entre tumbas

 

PORTADA VIRTUAL
• Tumbas sin secretos en el Cementerio Inglés de Las Palmas

Comenzamos 2012 igual que el año anterior: dedicando nuestra portada al Cementerio Inglés de Las Palmas. Y si hace 12 meses describíamos un camposanto en mal estado de conservación, con sus paredes desconchadas dejando ver la piedra y el ripio donde el encalado había desaparecido, ahora ofrece una imagen bien diferente. Porque durante 2011, el Cabildo de Gran Canaria ejecutó el proyecto de restauración de este monumento (declarado Bien de Interés Cultural) por 123.619,05 euros, partida que ya había sido aprobada el año anterior dentro de un gasto plurianual para el periodo hasta 2012. Pero la visita la hacemos ahora de la mano de Betty Burgess, británica afincada en Canarias hace 45 años.

ESCRIBA SU COMENTARIO SOBRE ÉSTOS TEMAS O CUALQUIER OTRO ASUNTO
en la dirección: buzon.pellagofio@gmail.com O TAMBIÉN AL PIE DE ESTA PÁGINA

LA REVISTA PELLAGOFIO EN NUESTROS ARCHIVOS

HISTÓRICO DE LA EDICIÓN SEMANAL
• En un puñado de tumbas

En enero de 2011 hicimos la primera visita al Cementerio Inglés de Las Palmas de la mano de Selena Millares. Un artículo muy personal para adentrarnos por el entonces deteriorado recinto y monumento que fue declarado Bien de Interés Cultural en mayo de 2010, y que desperto el interés de numerosos lectores. (Para acceder, haga clic sobre la imagen de portada.)

HISTÓRICO DE LA EDICIÓN MENSUAL
• Cruces para los muertos y los vivos

Una de las portadas más llamativas de la edición papel de PELLAGOFIO tuvo como tema las cruces que jalonan el paisaje de Fuerteventura: cruces de descanso, cruces de siglo en las que unos por haber muerto y otros por cumplir promesas en vida son reflejo de un modo de vida y unas tradiciones que están en desuso, o casi. (Para acceder, haga clic sobre la imagen portada.)

Acceso rápido a otros contenidos en este PELLABLOG:

• GASTROPRODUCTO > y la estrella es...

Verduras de temporada salteadas y Guarapo

• WEB NORTE DE GRAN CANARIA > un producto Pellagofio...

En casa del poeta Tomás Morales

• WEBS PELLAGOFIO > acceso a otras páginas del grupo...

La elaboración de los vinos Contiempo (DO Valle de Güímar), a un clic

FRASES

LOS LOBBIES TAMBIÉN TOMAN EL PODER EN ESPAÑA

“Luis de Guindos, nunca vio venir la quiebra de su propio banco”

No parece que el nuevo presidente del Gobierno español se haya rodeado “de los mejores” para formar su ejecutivo en estos momentos especialmente difíciles. Viendo los nombres de sus ministros “los lobbies ya no presionan desde fuera, sino que han tomado el control directo desde dentro mismo del Ejecutivo, con un papel muy destacado del lobby financiero, el armamentístico y el agrícola”, cita el diario Público (26-XII-2011) a Alejandro Inurrieta, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles. El ministro de Economía (De Guindos): ex alto ejecutivo para Europa del banco Lehman Brothers, cuya quiebra está en el origen de la actual crisis económica mundial. El ministro de Hacienda (Montoro): fundador de una consultoría para asesorar a grandes empresas cómo evitar pagos a Hacienda. El ministro de Defensa (Morenés): consejero de la empresa Instalaza, principal fabricante español de bombas de racimo, prohibidas por acuerdos internacionales que España ha suscrito y por lo que esta empresa ¡¡ha demandado al Gobierno español!!...

ENLACE con el artículo “Un Gobierno con los lobbies dentro” en la edición web de Público:
Haga clic aquí

 

EL IDIOMA ESPAÑOL, SU USO Y SUS VARIANTES

“Siempre habrá libros, creo yo”

José Manuel Blecua, director de la Real Academia Española habla del español en una entrevista para La Contra (La Vanguardia, 16-XII-2011) idioma que “tiene muchas variantes, ricas e interesantes, y cada una se acomoda a las necesidades de comunicación de cada hablante” y algunas polémicas en su uso: la inmersión lingüística (“un concepto docente aplicado en muchos países, con la virtud de reforzar el idioma más frágil en una comunidad, y con el inconveniente de topar con algún derecho individual”), la televisión (“las agencias de noticias y telenoticiarios son muy escrupulosos en el empleo del español. Luego está cada hablante. ¿Belén Esteban...? ¡Déjela, pobrecita! Ella habla como le corresponde: expresa su sociolecto”) o las mayúsculas con tilde (“póngalo”).

ENLACE con el artículo “Belén Esteban habla como le corresponde, déjela” en la edición web de La Vanguardia:
Haga clic aquí

 

EL REPORTAJE DIGITAL

¿Cuántas tumbas alberga el Cementerio Inglés de Las Palmas? ¿Qué sabemos de la gente que allí reposa? ¿Quién está a su cuidado? PELLAGOFIO vuelve un año después con mucha más información y no pocas curiosidades sobre este monumento de la ciudad de Las Palmas.

Curiosidades y personajes en el cementerio inglés de Las Palmas

Hace un año que PELLAGOFIO visitó por primera vez el cementerio inglés de Las Palmas y nos llamó la atención que un monumento de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria declarado Bien de Interés Cultural ofreciera un aspecto de deterioro como el que éste presentaba. Un año después (por cierto: tras su rehabilitación ejecutada por el Cabildo de Gran Canaria), volvemos a él porque muchos de nuestros lectores se interesaron por el tema y queremos ofrecer más amplia y detallada información. Y lo hacemos, además, de la mano de una gran conocedora del mismo, la británica Betty Burguess, que reside en Canarias hace 45 años.

 

Usted es miembro activa de la comunidad inglesa vinculada a la Iglesia Anglicana, ¿cuántas personas componen esa comunidad y qué vinculación tienen con el cementerio?
Es difícil hablar de una sola “comunidad británica”. El lugar tradicional de esta comunidad es la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria pero aquí en la ciudad el número va disminuyendo mientras que en el sur, centrado principalmente en Puerto Rico, ha experimentado un aumento a lo largo de los últimos 15 a 20 años. La diferencia es que en Las Palmas y su entorno la comunidad ha tenido desde hace más de un siglo dos puntos de referencia: la Iglesia Anglicana y el Club Inglés, ambos en Ciudad Jardín, mientras que la comunidad del sur es más disgregada ya que carece de este eje. Hoy en día la Iglesia Anglicana está presente en Playa del Inglés en el Templo Ecuménico, y en Mogán, donde con el permiso pertinente, se celebra los viernes una misa en la iglesia de San Fernando.
Para centrarnos en la ciudad de Las Palmas, y en la iglesia anglicana de la Santísima Trinidad, como en realidad se llama, podríamos hablar con más propiedad de una comunidad angloparlante, pues nuestros fieles, unas 30-40 personas, de los cuales la tercera parte son residentes únicamente en el invierno o bien turistas de paso, incluyen representantes de 9 países y entre ellos, contamos con Luteranos, Católicos, Metodistas, Baptistas y Episcopalianos, aparte de Anglicanos.
Desde que la iglesia abrió sus puertas en 1892, siempre ha existido un vínculo con el cementerio, pues la Iglesia Holy Trinity es responsable del camposanto a través del capellán y un miembro del Consejo de la iglesia como reflejan los Estatutos. Además, entre los que están enterrados allí se encuentran los fundadores de esta iglesia y miembros de sus sucesivos consejos, y también parientes o conocidos de gente que aún vive en la isla.
¿De qué modo participan en su mantenimiento?
En cuanto al mantenimiento, desgraciadamente, los ricos comerciantes anglo-canarios de antaño y los británicos que más tarde se asentaron aquí al volver de las antiguas colonias han desaparecido, pues en el pasado de ellos hemos recibido de vez en cuando donativos o legados específicamente destinados al mantenimiento del cementerio. Éstos ya han desaparecido...

La tumba más reciente, todavía un montón de tierra removida sin identificar, está ocupada desde mediados de 2011 por la viuda de un antiguo director financiero de la casa Miller.

Herramienta de jardinero entre las tumbas del cementerio ya rehabilitado y con sus paredes pintadas de amarillo.

Detalle de una cruz de madera, entre un paisaje de cruces de mármol y de hierro.

Una de las curiosidades de este cementerio es la singular presencia de algunos árboles y palmeras creciendo en medio de tumbas.

Víctima de la malaria, Nina (Edwardina Wilmot Botwood) es trasladada en parihuela por nativos de Sierra Leona en su viaje de regreso a Inglaterra, que nunca pudo concluir: su cuerpo yace en el Cementerio Inglés de Las Palmas.

 

Fachada del Cementerio Inglés de Las Palmas, donde una placa de azulejos pintados explica brevemente su historia.

 

...prácticamente, a medida que ha ido disminuyendo la población angloparlante fija, su poder adquisitivo, y el número de personas que en general asisten a las Iglesias. Por lo tanto, los eventos organizados por la Iglesia Holy Trinity para recaudar fondos han de servir no solamente para mantener a nuestro edificio centenario y sus jardines, Patrimonio de Canarias, sino también para mantener el Cementerio Británico que es, asimismo, Patrimonio de Canarias, una tarea harto difícil, pues no se recibe subvención de ningún organismo estatal, ni eclesiástico británico, ni de ningún otro.
Recientemente, el Cabildo de Gran Canaria ha realizado obras de rehabilitación del cementerio, que está declarado Bien de Interés Cultural. ¿Qué le ha parecido esta intervención?
La inversión del Cabildo en la rehabilitación del Cementerio vino como agua de mayo, por los motivos mencionados arriba. Durante años, una cuadrilla de voluntarios de la Iglesia había ido con cierta regularidad para reparar techos o arrancar las malas hierbas, pero como sabemos, aquí dos días de agua son suficientes para producir un verdor espectacular y con ello, rebasar nuestros escasos recursos humanos.
En 2009 vimos que el cementerio se encontraba en un estado realmente lamentable, que nos daba vergüenza enseñárselo a los grupos que querían visitar este lugar histórico, y decidimos acometer una acción seria de adecentamiento, cerrando los huecos que aparecían en algunas de las tumbas después de las lluvias, y reparando en la medida de lo posible el deterioro sufrido con el paso de los años o bien por algún acto vandálico. Colocamos picón en los pasillos y encima de las tumbas y quitamos más de cien bolsas verdes de residuos vegetales.
Sin embargo, este gasto nos dejó con los bolsillos vacíos, y aún no habíamos tocado los muros interiores y exteriores, ni teníamos elementos como luz eléctrica, agua corriente o cuarto de baño esenciales evidentemente para visitantes y trabajadores ocasionales, y tampoco podíamos prever la más mínima posibilidad de hacerlo en un futuro próximo, así que la decisión del Cabildo no pudo venir en mejor momento y realmente, se ha hecho un trabajo magnífico, reconocido por todos los que han visitado el cementerio últimamente y por los propios vecinos del barrio de San José.
¿Quedan cosas aún por hacer para devolver a este camposanto su mejor presencia?
Faltar, lo que se dice faltar, pues solo se me ocurre mencionar la necesidad de un pasamanos para las escaleras que dan acceso a los distintos niveles y la reposición del picón.
Nos ha dicho que está muy interesada en conocer la historia del cementerio inglés a través de las personas que en ella han recibido sepultura, y está realizando una amplia investigación para conocer quiénes fueron las personas que hay enterradas aquí. ¿Cómo y cuándo surgió esa inquietud por realizar esta investigación?
Soy miembro del consejo de la iglesia anglicana y hace unos años en cierto modo “heredé” alguna responsabilidad en el cuidado del cementerio. Esto coincidió con el aumento, probablemente gracias a...

Para acceder hay que pedir la llave de la puerta a un vecino que la custodia. Este cartel en la puerta del cementerio explicaba dónde. Ha sido retirado para sustituirlo por otro.

Pasillo de acceso, tras la puerta de entrada. A la izquierda, tras esa puerta blanca se encuentra la capilla.

Antes de la rehabilitación del cementerio, sus paredes ofrecían este aspecto. La tumba que vemos aquí es, precisamente, la de Nina Wilmot (en la foto en blanco y negro más arriba), fallecida de regreso a Inglaterra desde Sierra Leona.

Tras la rehabilitación las paredes del cementerio presentan este otro aspecto. Aquí con la lápida de Edith Georgina Hunt, de Nueva Zelanda, que murió a bordo del vapor S.S. Ulysses.

Algunas lápidas partidas o rotas por caídas de piedras están pendientes aún de reparar.

 

Bolsas de escombros durante las obras de rehabilitación.

 

...Internet, en el número de personas investigando la última morada de sus antepasados, como parte del estudio de su árbol genealógico, ya que esto es hoy en día uno de los “hobbies” más extendidos en occidente. Estas personas suelen dar alguna información interesante, a veces curiosa y a veces triste, y fue esto lo que me impulsó a observar las inscripciones y las lápidas con más atención para luego pasar a buscar más datos. Además, tenía que hacer de guía para grupos que deseaban visitar el cementerio y aunque por mis años de trabajo en la casa Miller, conocía la historia de esa familia, tuve que buscar otros puntos de interés para ellos y empecé a darme cuenta de la riqueza que existía allí.
Lápida que es todo un currículum de Rotha Berly Lintorn Lintorn-Orman: de conductora de ambulancias en Serbia en 1917 a fundadora de los British Fascists.

¿Verá la luz esa investigación en forma de libro?
En su momento, espero producir un modesto libro contando breves historias de algunos de los “residentes” del cementerio y los datos que tenemos de todos los entierros.
¿Cuántas personas han recibido sepultura en este cementerio? ¿Sabe quién fue la primera y quién la última?
Estoy trasladando los datos de las tarjetas de un fichero a Excel y hasta ahora he llegado a la letra “S” con unas 800 inscripciones, así que pienso que al final, serán más de mil. La primera persona enterrada fue un marinero desamparado, George Williams, en diciembre de 1835, seguido en las Navidades de ese mismo año por Mary, de tan solo 21 años, mujer de James Swanston. Esto quiere decir que nuestro cementerio se estrenó antes del más famoso de Londres, Highgate y no mucho después del primer cementerio independiente de la Iglesia en el Reino (1819). La última en recibir sepultura en el recinto fue la viuda de un antiguo director financiero de la casa Miller en la primavera de 2011.
“Omnia mors aequat”, la muerte iguala todo y si bien en el siglo XIX los panteones familiares mostraban las diferencias sociales, las distinciones tienden a desaparecer en los cementerios del siglo XX aunque, habiendo dicho eso, hay casos de entierros en los que las cruces de hierro, supuestamente provisionales para marcar el lugar, han durado años debido a la distancia, la falta de medios o interés, o la ignorancia del paradero del ser querido y sobre los restos de estas personas con el tiempo se han vuelto a inhumar los de otras.
Uno de varios personajes que nos ha llamado la atención aquí es la inglesa Nina, de Liverpool, de la que había una foto en la que era transportada por unos porteadores en Sierra Leona. ¿Cuál es la historia de esa foto? ¿Quién fue Nina?
Tengo que corregir una imprecisión aquí: Nina Botwood no era una mujer de Liverpool sino de Ipswich, en el este de Inglaterra, hija de un acomodado fabricante de carruajes. Siempre mantuvo fuertes convicciones religiosas y éstas le llevaron a enrolar en un curso para hacerse misionera en 1902 cuando contaba 36 años. Allí parece que fue donde conoció a su futuro esposo, el Reverendo Frank Castle, y antes del final de ese año se casaron y emprendieron viaje a Sierra Leona.
Se preocupó por aprender el idioma local lo suficiente para poder abrir una pequeña escuela; daba clases de alfabetización a los soldados y estudiaba la Biblia con las mujeres a la vez que atendía a los enfermos en un rudimentario ambulatorio.
En una serie de cartas publicadas después de su muerte describe con alegría y vivacidad las experiencias que seguramente, para cualquier mujer de hoy, comportarían grandes dificultades y privaciones: tratar a gente que sufría toda clase de enfermedades y heridas para las cuales sus recursos y conocimientos médicos fueron escasos, escuchar los problemas de la población local para intentar solucionarlos sin ofender a los jefes de la tribu o a los hechiceros; llevar su casa de la forma más digna posible con los pocos medios a su disposición, echar a las familias de ratas del piano antes de ponerse a tocarlo, sacudir las botas para deshacerse de los insectos de todos tipos que se alojaban en ellas, intentar mantener fuera de la mosquitera a los mosquitos, y viajar largas distancias en barco por el río, en carreta, a pie o en parihuelas, acompañando a su esposo a los distintos campamentos donde sus servicios fueron requeridos.
Pasó lo inevitable y, como muchos otros que viajaron en aquel entonces a África Occidental, cayó víctima de la malaria y fue enviada con una amiga a la costa para embarcar con destino a su país; no obstante, al avistar la costa de Gran Canaria el capitán del barco avisó a la señora que le acompañaba que por experiencia sabía que no llegaría a ningún puerto inglés y las dos mujeres fueron desembarcadas. Pese a los mejores cuidados de un médico de Las Palmas, Nina falleció días después y la amiga asistió a su sepultura, colocando un ramo de flores en su tumba.
Desde su salida como recién casada de Inglaterra hasta su muerte había pasado poco más de un año.
Otra mujer que nos ha llamado la atención por la curiosa inscripción de su lápida es una que reivindica su condición de “fascista” inglesa de los años 30. ¿Le ha llamado a usted la atención también?
¡Y tanto! Sorprende leer su “pedigree” en la lápida: hija de coronel, nieta de mariscal de campo, ella conducía un ambulancia en Serbia en 1916 y fue comandante del servicio de ambulancias de la Cruz Roja en Londres. Hasta ahí, bien, y le sitúa en la vanguardia del feminismo de aquél entonces. Y luego viene la frase “Fundadora del movimiento fascista inglés”. ¿Por qué ese alarde. Y por qué vino a Las Palmas donde murió en 1935, mientras residía en el Hotel Santa Brígida? Es cierto que dirigía una de esas corrientes y al parecer, era fanática hasta el extremo que fue desautorizada por otros líderes fascistas en esa época en que, como es de todos sabido, ese movimiento y sus derivados estaban en auge. De todos modos, en el Reino Unido dicho movimiento nunca tuvo gran respaldo popular, afortunadamente.
Y ya que hablamos de inscripciones en lápidas, como estudiosa de estos monumentos funerarios, ¿qué se puede saber de una persona leyendo sólo su lápida? ¿Es significativo lo que cada cual o su familia quiso escribir en ella?
Sólo puedo dar una opinión personal, pues no soy de ninguna manera experta en esta cuestión. No creo que, en general, sea especialmente significativo. La elección de la inscripción se debe a varios factores: el motivo de quien lo decide, es decir, si se elige como trámite social, para cumplir con un deber hacia un familiar, sin más, en cuyo caso puede ser bastante breve; no obstante, si quien la elige es un padre desolado o una esposa afligida, podría tener alguna frase de ternura, como demuestra la lápida de la esposa del Reverendo Faulds en la que él la describe como, “esposa y madre casi perfecta, una mujer sabia y reticente, y una humilde cristiana”.
Vemos también las lápidas que describen las cualidades de algunos administradores coloniales en África, militares de la India y son muy numerosas las que corresponden a los marinos de todas las condiciones y países que fallecieron a bordo de sus barcos o después de su desembarco y hospitalización en Las Palmas. Por otro lado, también puede influir el mundano tema del coste pues, en muchos casos, cuantas más letras, más elevado el precio aunque no creo que ese sea el motivo de los lacónicos “Hasta luego”, “Au revoir” o “Aficionado a España” que podemos leer.
Desde su punto de vista, ¿hay algún otro personaje cuya historia le haya resultado curiosa o digna de una mención especial?
Según voy indagando, veo cada vez más historias interesantes, pero como muestra vale un botón, menciono la figura de Frederick William Maitland cuya estancia en Las Palmas, como para tantos, fue motivada por cuestiones de salud.
De este caballero, historiador de Derecho, se ha dicho que sus inquietudes fueron múltiples, la finura de su intelecto sin par, su producción literaria durante 25 años enorme y, en resumen, entre los historiadores británicos es incomparable. Recibió honores de todos tipos, entre ellos Doctorados honoríficos de las universidades de Cambridge, Oxford, Glasgow, Moscú y Cracovia; fue uno de los primeros Académicos de la British Academy y le concedieron la medalla James Barr Ames en la universidad de Harvard. Por su estilo literario tiene consideración de “artista en palabras” y para estudiosos del Derecho inglés, su nombre aún se venera y su reputación no ha hecho sino aumentar con el paso de los años.
Por cierto, creo que transcribimos erróneamente la traducción de una palabra en el artículo que publicamos a principios de 2011 sobre el cementerio inglés, antes de que se ejecutara el proyecto de rehabilitación, y hablamos de "asesinato" en el caso de Victor Archibald, en realidad "muerto" en Hong Kong pocos días después del ataque japonés a Pearl Harbour, en diciembre de 1941.
Me temo que sí. Victor Archibald Scantlebury fue un soldado, hijo de británicos residentes en Gran Canaria, que murió en Hong Kong durante la Segunda Guerra Mundial y sus restos descansan con los de su madre.
Aquí hay tumbas muy antiguas. ¿Se interesan sus descendientes en Reino Unido u otros países, varias generaciones después, por la suerte de sus familiares enterrados en Las Palmas?
Bueno, como ya he indicado, hay bastantes personas que siguen el rastro de sus antepasados y cuando les sea posible, avisan de su intención de visitar el cementerio. En lo que va de año, podríamos decir que han sido unas doce. Sin embargo, la inmensa mayoría de las tumbas son personas “perdidas”, sin familiares en la isla y muy lejos de casa; incluyen bastantes turistas de la salud, que esperaban curarse en Canarias de sus males, principalmente tuberculosis; hay misioneros, militares, marinos, administradores coloniales, mucha gente de paso, de nacionalidades varias y curiosamente, aparte de cristianos no católico-romanos (y algún que otro católico también), tenemos unos cuantos judíos y musulmanes, pues se estableció para la sepultura de personas a las que la iglesia católica romana no admitía en aquellos tiempos en sus camposantos. De ahí uno de nuestros problemas: casi no hay familias a quienes cobrar el mantenimiento de las tumbas o al menos, solicitar ayuda para su mantenimiento. Pensamos, jocosa o desesperadamente, poner un anuncio: “Hemos cuidado de sus familiares durante muchos años; ayúdennos a seguir haciéndolo en el futuro”.
¿Considera el cementerio inglés una visita recomendable para quienes hacen turismo en esta ciudad?
Podría formar parte de una excursión con aires británicos, similar a las visitas que recibimos de escolares o grupos de interés cultural como Depaca, Acadehu, u otros, pero no creo que para, por ejemplo, el turismo de cruceros tendría mucha aceptación salvo en algún caso específico. Intentaremos introducir material escolar que sería de ayuda para clases de inglés, o de historia local en un futuro próximo. Los grandes cementerios del mundo tienen muchísimos visitantes y hasta cobran entrada; no estamos en esa categoría, pero quienes quieren organizar una visita sólo tienen que contactar por email con el Reverendo Peter Ford o conmigo (burgessbetty@hotmail.com).

 

Textos: Entrevista de Yuri Millares a Betty Burgess.
Fotografías: Yuri Millares.

 

GASTROPRODUCTO

RECETAS CON... GUARAPO

 

GUARAPO. Savia de palma canaria

Producto ecológico. La savia de la palmera canaria es una bebida con una alta concentración en minerales, supera incluso a la miel de abeja en cobre, hierro, fósforo, magnesio. potasio, sodio y cinc. Se comercializa, sin ningún aditivo, después de haber sido sometida a cocción (la melaza resultante se conoce popularmente como "miel de palma").

MÁS INFORMACIÓN: www.mieldepalma.com

Verduras de temporada salteadas y Guarapo

Receta ofrecida por Joaquín Veiga Antelo (copropietario del restaurante Humus, Paseo Iqbal Masih 7, Vecindario, en Gran Canaria. Teléfono: 928758989).

 

Ingredientes
–zanahoria
–habichuelas verdes
–calabaza
–espárrago triguero
–salsa de soja
–aceite de oliva
–Guarapo

 

Elaboración
–Cortamos bien fino un surtido de verduras variadas de mercado (zanahoria, habichuelas verdes, calabaza, calabacín y espárrago triguero).
–Escaldamos primero las habichuelas y las zanahorias y ponemos después todo a la plancha. Sazonamos y salteamos hasta que estén en su punto.
–Servimos con un poco de salsa de soja y un chorrito de Guarapo.

PRODUCTO PELLAGOFIO

WEB “NORTE DE GRAN CANARIA”
De nuestro cliente la Mancomunidad de Ayuntamientos

NOVEDAD DE LA SEMANA

En casa del poeta Tomás Morales

La Casa Museo Tomás Morales cerró durante varios meses de 2011 para poder realizar la modernización de su instalación eléctrica, lo que se aprovechó para renovar también su aspecto exterior (pintando sus paredes de color rojo) e interior (añadiendo algunas obras de sus fondos a la exposición permanente, como unos poemas de José María Millares, Premio Nacional de Poesía, y diversos cuadros que se suman a los que ya formaban parte de la misma, entre los que están los retratos de Federico García Lorca, Guy de Maupassant y Alonso Quesada realizados en 1949 por Manolo Millares).

 

Haga clic en la imagen web para acceder

 

WEBS PELLAGOFIO

ESTA SEMANA, EN NUESTRA RED

 

La elaboración de los vinos Contiempo (DO Valle de Güímar), a un clic
vinos de Canarias

senderos de Canarias

Camino real de El Time al Puerto de Tazacorte, en La Palma

 

Guía de Quesos de Fuerteventura, para conocer su historia y localizar queserías

 

► PARA ANUNCIARSE EN LAS WEBS DEL GRUPO PELLAGOFIO, ESCRIBA A: pellagofio.director@gmail.com

brand levitra buy brand viagra spying on mobile